La trenza político-empresarial tras la licitación del Casino de Chillán y la compleja decisión que enfrenta el subsecretario de Hacienda - El Mostrador

País

Miércoles, 23 de agosto de 2017Actualizado a las 06:58

Empresa que corre con ventaja es asesorada por consultora de Enrique Correa

La trenza político-empresarial tras la licitación del Casino de Chillán y la compleja decisión que enfrenta el subsecretario de Hacienda

por 24 agosto 2015

Mañana martes, Alejandro Micco encabezará la comisión que deberá aprobar o rechazar a los dos postulantes que, en un accidentado y judicializado proceso, apuestan por quedarse con la nueva sala de juegos en la ciudad de la Octava Región

Hace dos semanas el subsecretario de Hacienda Alejandro Micco recibió el informe final de la Superintendencia de Casinos y Juegos (SCJ) que da luz verde para adjudicar el nuevo casino de Chillán, un proyecto de más de US$ 50 millones que lleva un año de atraso en su adjudicación.

Las dos empresas que quedan en competencia son Marina del Sol y Boldt Peralada. La primera pertenece al influyente grupo empresarial Valmar, encabezado por Nicolás Imschenetzky Ebensperger. Valmar es uno de los mayores desarrolladores urbanos en el área metropolitana de Concepción. Marina del Sol es dueña del casino de Talcahuano y recientemente pidió a la SCJ la aprobación para adquirir los casinos de Calama y Osorno. Boldt-Peralada, en tanto, es un consorcio argentino-español que actualmente está construyendo el casino de Ovalle.

Cuando Micco encabece mañana el llamado Consejo Resolutivo que deberá pronunciarse por uno de los dos postulantes, o simplemente declararlo desierto, no se enfrentará a una simple decisión técnica. Al contrario, este proceso de licitación ha estado lleno de irregularidades, rumores de compra de votos, presiones políticas y querellas judiciales, lo que ha puesto al subsecretario en una posición muy incómoda, según confidencian asesores de esa repartición.

 Nicolás Imschenetzky, el dueño de la inmobiliaria Valmar y copropietario del casino de Talcahuano junto al fondo de inversiones Clairvest, es un empresario de derecha que sabe poner sus fichas políticas de manera transversal. Nieto de inmigrantes rusos férreamente anti comunistas, y hombre que ha hecho negocios con representantes de la Colonia Dignidad, Imschenetzky y su padre del mismo nombre han sabido construir un imperio inmobiliario en la región metropolitana de Concepción. Pese a su postura política -que incluye ser amigo de Miguel Krasnoff, el ex agente de la DINA que cumple condena en el penal Punta Peuco por graves violaciones a los derechos humanos y que habría sido jefe de seguridad de las empresas Valmar durante los años 90- Imschenetzky es un empresario pragmático.

El mismo hecho que la superintendencia evacuara el 10 de agosto la evaluación final que allana el camino hacia la adjudicación ya es un paso polémico. Esto porque Boldt Peralada tiene actualmente dos recursos de protección pendientes en la Corte de Apelaciones de Concepción y en la de Santiago, respectivamente. “Se podría dar el absurdo que el consejo resolutivo apruebe a Marina del Sol para, unos meses más tarde encontrarse con un fallo que anula todo el proceso”, afirma un funcionario del Ministerio de Hacienda. “Lo que es peor, la SCJ podría verse incluso obligada a pagar indemnizaciones”.

Las redes de la DC en la Superintendencia

El Consejo Resolutivo está compuesto por siete personas y basta una mayoría simple para declarar a un ganador. De los siete integrantes, cuatro son militantes de la Democracia Cristiana: Alejandro Micco (subsecretario de Hacienda); Ricardo Cifuentes (subsecretario de Desarrollo Regional); Rodrigo Díaz Wörner (intendente de la Octava Región) y el ex ministro Eduardo Aninat (consejero nombrado por la presidenta). Los otros tres miembros son el abogado Miguel Zamora (independiente de centro derecha y consejero nombrado por la presidenta); la subsecretaria de Turismo, Javiera Montes (PS), y el titular de la Superintendencia de Valores y Seguros Carlos Pavez (independiente de centro izquierda).

Si la decisión del consejo fuese netamente política, en teoría Marina del Sol debería ganar mañana debido a sus sólidos nexos con la DC. De hecho, en una reunión sostenida en la superintendencia hace algunas semana, el titular de la SCJ, Renato Hamel, habría afirmado que desde el punto de vista político obviamente deberían optar por la postulación de Marina. Eso pese a que jurídicamente la situación de la empresa penquista es delicada, ya que a comienzos de año se le venció la boleta de garantía y tardó una semana en renovarla. Técnicamente, ello sería suficiente para apartarlos de la licitación. Y es justamente eso lo que Boldt Peralada alega en su recurso de protección ante la Corte de Apelaciones de Santiago.

Sin embargo, en los últimos años Hamel ha sabido construir una red de operadores DC al interior de la SCJ, la que tiene fuertes vínculos con sus correligionarios en la Octava Región y, por extensión, con Marina del Sol.

Hamel accedió a su cargo en 2012 a través del sistema de Alta Dirección Pública durante el gobierno de Sebastián Piñera. En esa época era cercano a Julio Dittborn (UDI), el entonces subsecretario de Hacienda. Pero a comienzos de 2014 comenzó a preocuparse por su futuro laboral, dado el triunfo de Bachelet y de la Nueva Mayoría. “Con el cambio de gobierno se asustó mucho, estaba muy preocupado por cómo quedarse con su cargo”, asegura un abogado que se ha relacionado con él. “Buscó nuevos padrinos políticos, porque él es un superviviente”.

Y esos padrinos estaban en la DC.

Así, entre fines de 2013 y comienzos de 2014 el superintendente comenzó a incorporar a operadores de ese partido a la superintendencia. Su primera incorporación fue Luis Ruz, a quien nombra a cargo de la división de autorizaciones y estudios de la SCJ, una unidad clave en la adjudicación de casinos. La carrera política de Ruz, titulado en administración pública de la Universidad de Concepción, ha sido patrocinada por Sergio Micco, también DC de Concepción y hermano del subsecretario de Hacienda. “Tengo un especial cariño por Sergio porque ha sido clave en mi desarrollo profesional”, afirmó Ruz en una entrevista a un medio de la Universidad de Concepción. Ruz, que también fue subdirector del Instituto Nacional de la Juventud, aseguró en esa ocasión que “Sergio me enseñó a pensar en grande, me ayudó a definir mi vocación política”.

Hamel le habría encargado a Ruz construir sus relaciones con la DC. Y así, Ruz trajo a la SCJ a Freddy Ramos, un operador DC que algunos definen como “un hombre de la máquina partidaria”. Ramos fue consejero nacional de ese partido y es sindicado como un hombre que adscribe a la corriente interna de Gutenberg Martínez.

A comienzos de este año, Hamel decide incorporar a otro DC a la superintendencia: Karl Dietert, un tradicional dirigente demócrata cristiano de Valparaíso. Dietert fue ex subdirector administrativo de Aduanas y sería cercano a la corriente de los “príncipes” que encabeza el senador Ignacio Walker. Con estas movidas, Hamel se estaba asegurando el beneplácito de dos importantes corrientes al interior de la DC.

A estas redes, el superintendente suma una fluida relación con el diputado DC José Miguel Ortiz, de la Octava Región. De hecho, Ortiz se convertiría en un hombre clave para asegurar la continuidad de Hamel al mando de la SCJ.

La Superintendencia de Casinos y Juegos y la Unidad de Análisis Financiero (UAF) fueron las dos únicas divisiones del Ministerio de Hacienda que no cambiaron a sus jefes con la llegada al poder de la Nueva Mayoría. El gobierno había decidido dejar que sus titulares, nombrados a través de Alta Dirección Pública, terminaran sus períodos. Y en el caso de Hamel, el suyo vencía el 30 de mayo de este año.

El subsecretario Micco estaba decidido a que Hamel se fuera y llamar a un concurso para llenar su vacante, según confidencian asesores de la subsecretaría. Así, el viernes 29 de mayo Hamel se encontraba prácticamente empacando sus cosas, ya que no había recibido ninguna señal que prometiera su continuidad. Sin embargo, durante ese fin de semana Micco habría recibido fuertes presiones de altos personeros de la DC para confirmar a Hamel. Entre ellos habrían estado el diputado Ortiz e incluso el propio presidente del partido Jorge Pizarro. Es probable que Micco tratara de resistir esas presiones, porque hasta el lunes 1 de junio por la mañana todavía no llegaba noticia alguna sobre el futuro de Hamel. Recién a media mañana llegó la confirmación: el superintendente seguiría en su cargo.

Así, Renato Hamel había logrado construir redes lo suficientemente poderosas en la DC como para mantenerse al mando de la superintendencia. En algún momento Hamel incluso habría pedido su incorporación como militante a la DC. Sin embargo, en una entrevista realizada vía email, el superintendente niega esa información. “No es efectivo”, afirma. “Nunca he sido invitado a militar en ningún partido político”.

Los vínculos de la SCJ con la DC de la Octava Región

“Me llama la atención que José Miguel Ortiz siempre ha defendido a Hamel”, afirma un asesor del Ministerio de Hacienda.

En efecto, Ortiz es, al igual que el ex senador Hosaín Sabag, uno de los padrinos de la Democracia Cristiana en Concepción. Su hijo Álvaro Ortiz es el actual alcalde de esa ciudad. Pero, además, el diputado Ortiz es muy cercano a Juan Ignacio Ugarte, militante DC, ex gobernador de la provincia, ex director de Correos de Chile, y hace ya casi una década gerente general de Marina del Sol.

En sus funciones como superintendente, Hamel se ha reunido en varias ocasiones con Ugarte y Nicolás Imschenetzky, el dueño de Marina del Sol, como lo hace también con otros operadores de casino. Sin embargo, la relación con la gente del casino de Talcahuano, o al menos con su gerente general, parece ser más cercana. Según fuentes bien informadas en Concepción, y que pidieron reserva de sus nombres, Hamel se reunió en al menos una oportunidad en privado con el gerente de Marina. Esto habría sido a comienzos de 2014. El encuentro entre Hamel y Ugarte se realizó en la casa que el diputado Ortiz tiene en Concepción. No se sabe qué temas discutieron, si fueron netamente políticos o relacionados a la licitación del casino de Chillán, pero ciertamente no es usual que un regulador se reúna en privado con el gerente de una de las empresas que supervisa.

Los vínculos políticos de la superintendencia con la Octava Región no se reducen a Hamel. Luis Ruz es cercano a Eduardo Muñoz, el presidente del Consejo Regional del Bío Bío y también militante DC. Ambos se conocieron en la universidad y trabajaron juntos en el Instituto Nacional de la Juventud. Además, Muñoz también trabaja en la municipalidad de Concepción, bajo el alero del hijo de Ortiz. En tanto el intendente de esa región, el demócrata cristiano Rodrigo Díaz, era cercano al grupo de Sabag pero en los últimos meses se ha acercado al grupo de Ortiz, según periodistas que cubren política regional para medios de prensa locales.

Como sea, “es un secreto a voces que la Superintendencia de Casinos y Juegos está cooptada por Marina del Sol”, afirma un funcionario del Ministerio de Hacienda que ha seguido de cerca el polémico proceso de licitación del nuevo casino en Chillán.

La pelea por quedarse con este casino ha sido tan intensa, que Marina del Sol ha contratado los servicios de la consultora ImaginAcción que preside Enrique Correa. De hecho, esa cuenta, que figura a nombre del hedge fund canadiense Clairvest (socio de 50% de Marina del Sol en Talcahuano), es manejada por Moisés Valenzuela, militante DC y ex consejero nacional de ese partido, y uno de los ejecutivos más importantes de la firma consultora del ex ministro de Patricio Aylwin. Según fuentes al tanto de estos nexos, en julio Valenzuela se habría reunido en privado con su correligionario Luis Ruz para, presumiblemente, discutir la marcha de esta licitación.

Marina: comprando buena voluntad política

Nicolás Imschenetzky, el dueño de la inmobiliaria Valmar y co-dueño del casino de Talcahuano junto al fondo de inversiones Clairvest, es un empresario de derecha que sabe poner sus fichas políticas de manera transversal. Nieto de inmigrantes rusos férreamente anti comunistas, y hombre que ha hecho negocios con representantes de la Colonia Dignidad, Imschenetzky y su padre del mismo nombre han sabido construir un imperio inmobiliario en la región metropolitana de Concepción. Pese a su postura política -que incluye ser amigo de Miguel Krasnoff, el ex agente de la DINA que cumple condena en el penal Punta Peuco por graves violaciones a los derechos humanos y que habría sido jefe de seguridad de las empresas Valmar durante los años 90- Imschenetzky es un empresario pragmático. Así, tiene como gerente general de su empresa constructora a Sergio Jara Mundaca, militante UDI y ex jefe de gabinete de Jacqueline van Rysselberghe cuando ésta era alcaldesa de Concepción. Y en Marina del Sol tiene como gerente al DC Juan Ignacio Ugarte.

Las relaciones políticas y de negocios que mantiene en la Octava Región, en especial en Concepción y Talcahuano, son amplias. El consejero regional Eduardo Saavedra Bustos, militante del PS e hijo del alcalde de Talcahuano Gastón Saavedra, trabaja en el departamento de comunicaciones de Valmar, según aseguran varias fuentes en esta ciudad. Saavedra hijo estaría pensando en postularse a la alcaldía que preside su padre en caso de que éste no vaya a la reelección.

El ex alcalde de Hualpén, Marcelo Rivera (PPD), condenado por fraude al fisco y cohecho, era un asiduo cliente del casino de Talcahuano de Marina del Sol. De hecho, durante el proceso en su contra aseguró que unos 80 millones de pesos en efectivo que le habían encontrado los había ganado en ese casino.

Las redes de Marina del Sol también llegan a Claudio Eguiluz, el Core de Renovación Nacional y ex vicepresidente de esa colectividad –actualmente involucrado en el caso Soquimich-, que es, según varias fuentes, amigo personal del gerente Juan Ignacio Ugarte. Además, el abogado de confianza de la familia Imschenetzky, el militante UDI y representante legal y director de Marina del Sol y de las empresas Valmar, Mario Rojas Sepulveda, defendió a Eguiluz en un juicio por calumnias presentado por el senador del MAS Alejandro Navarro.

Un Core de un partido de derecha ha sido uno de los consejeros más duros en contra de la propuesta de casino de Boldt Peralada. Además, en más de una decena de entrevistas con Cores y políticos locales, algunos lo acusan de imprudencia al aparecer con un auto BMW nuevo poco después de la votación de julio de 2014 que favoreció a Marina del Sol. “Lo reté, ya que en la prensa habían salido rumores de que Marina del Sol estaba pagando 25 millones de pesos para favorecer su propuesta”, afirma un Core que prefirió mantenerse en el anonimato. “Tenemos que cuidar un poco nuestra imagen”, recalca.

En las decenas de entrevistas realizadas en Concepción para este reportaje, varios políticos locales apuntan a que “escucharon” que Marina estaba ofreciendo dinero para comprar votos a su favor. Sin embargo, esta investigación periodística no pudo comprobarlo fehacientemente. Cada uno apuntaba a otro, pero parece ser que en esta ciudad existe un círculo de silencio al respecto.

De todo modos, “comprar” la buena voluntad no tiene por qué ser en una maleta con billetes. Un importante periodista de Chillán comenta que a comienzos de 2014, cuando los tres postulantes estaban en plena campaña publicitaria por dar a conocer sus propuestas de casino en Chillán, Juan Ignacio Ugarte lo invitó a él y otros directivos de un importante diario de la ciudad cenar. Les dijo que Marina podría asegurar publicidad permanente a ese periódico y que, incluso, el casino podría imprimir su folletería en las imprentas de ese diario.

Las redes de Marina también alcanzan al poder judicial en esa región. De hecho, el 6 de julio recién pasado, un ministro de la Corte de Apelaciones de Concepción se inhabilitó para ver el recurso de protección interpuesto por Boldt Peralada. El magistrado Rodrigo Cerda San Martín afirmó que “dejo constancia que carezco de la debida imparcialidad, requisito esencial del debido proceso (…) por amistad que se manifiesta por actos de estrecha familiaridad con respecto al abogado Mario Rojas Sepúlveda”.

Lo curioso es que ese mismo ministro votó a comienzos de junio en contra de la orden de no innovar que había pedido Boldt Peralada y el 27 de octubre del año pasado figuraba entre los jueces que habían rechazado el recurso de protección en esa Corte. En ambas ocasiones, el magistrado Cerda no se inhabilitó para votar.

El polémico rol del Core del Bío Bío

La polémica en torno a la licitación del casino de Chillán se desencadenó en julio del año pasado, cuando el Consejo Regional de la Región del Bío Bío decidió otorgarle todos los puntos a la propuesta de Marina del Sol, y cero puntos a Bold Peralada y el entonces tercer competidor que era Dreams. Después de eso, Dreams decidió retirarse del proceso, pero Boldt Peralada siguió adelante. En la ocasión, el gerente corporativo de Dreams, Claudio Tessada, afirmó que “hemos optado por declinar nuestra postulación (ya que) hemos sido objeto de una vulneración de nuestros derechos en el Consejo Regional, quien ha actuado de forma parcial”.

Aunque el Core sólo asigna 300 puntos en un proceso de evaluación de 2000 puntos, es potencialmente el voto más importante por cuanto el resto del puntaje adhiere a criterios estrictamente técnicos. La superintendencia entrega gran parte del puntaje en base a criterios técnicos, pero como esa unidad está manejada por Luis Ruz, algunos desconfían acerca de la transparencia de estos puntos, en especial en el caso del casino de Chillán.

El problema se suscitó en que el Core del Bío Bío sólo debía pronunciar respecto a la comuna en la que se emplaza el proyecto y respecto a la forma en que ese emplazamiento impacta en el desarrollo regional. Como las tres propuestas se encontraban, por casualidad, en la misma comuna, el Core debió pronunciarse uniformemente favorable o negativamente respecto a ello. Es decir, el Core podía entregar los 300 puntos o negar los 300 puntos en función de ello, pero no otorgar puntajes a uno en desmedro del otro, dado que los tres proyectos estaban en la misma comuna.

El propio superintendente Renato Hamel lo dejó en claro cuando compareció ante el Gobierno Regional del Bío Bío en mayo de 2014. “Aquí da la casualidad de que los tres proyectos están en la misma comuna, pero podría no haber sido así (…) este no es un concurso de belleza que tengan que resolver los consejeros”, afirmó Hamel según las actas publicadas por el Consejo de Gobierno de la Región del Bío Bío.

Sin embargo, los Cores votaron a favor de entregarle los 300 puntos a Marina, y cero puntos a Boldt Peralada y Dreams. Mentras que la última se retiró del proceso, Boldt decidió apelar a la Corte de Apelaciones, afirmando que el Core no había fundamentado su voto y había actuado fuera de sus contribuciones, pero perdió. Después apeló a la Corte Suprema y ganó, lo que obligó a un nuevo voto en mayo de este año. Aun antes de repetir la votación, muchos Cores salieron dando entrevistas en la prensa local diciendo que volverían a votar de la misma manera. Y así sucedió.

Esta vez le encargaron a una subcomisión del Core, presidida por el RN Javier Ávila, dar los argumentos de por qué votaban en contra de Boldt. Y ambos argumentos, ahora impugnados judicialmente por Boldt, resultan al menos curiosos. La subcomisión, integrada por miembros que según fuentes locales tienen simpatía por Marina del Sol, afirmó que rechazaba la propuesta del consorcio argentino-español por fomentar la ludopatía entre los jóvenes (dada la proximidad de su proyecto a un establecimiento educacional, pese a que Marina del Sol en Talcahuano está rodeada de instituciones de educación) y por hacer uso de energía proveniente del Sistema Interconectado Central.

“El informe de la subcomisión trató desesperadamente de encontrar los resquicios para favorecer a Marina”, afirma un Core de un partido de derecha, que votó favorable por ambos proyectos, tanto en julio de 2014 como en mayo de 2015. “Fue un traje a la medida”.

Así las cosas, en la votación de mañana todos los actores involucrados apuestan al todo o nada. Esto, porque la nueva Ley de Casinos que entrará en vigencia fines de año le resta bastante poder a los Cores. Y con ello, Marina del Sol pierde una palanca política importante en la región y también en la superintendencia.

CRONOLOGÍA

Una licitación accidentada

2014

Enero: Se abre proceso de licitación para nuevo Casino de Chillán, después de que licencia de Termas de Chillán expira.

Marzo: Se presentan tres proyectos, todos emplazados en la comuna de Chillán: Dreams, Boldt Peralada y Marina del Sol.

Junio: El Consejo Regional del Bío Bío decide otorgarle todos los puntos a Marina del Sol y cero puntos a Dreams y Boldt Peralada.

Julio: Dreams se retira de la licitación Y Boldt Peralada interpone un recurso de protección en la Corte de Apelaciones de Concepción. Se admite la orden de no innovar.

Octubre: La Corte de Apelaciones de Concepción rechaza la orden de protección. Boldt Peralada recurre a la Corte Suprema.

2015

Enero: Por una semana la boleta de garantía de Marina del Sol se encuentra vencida.

Abril: La Corte Suprema acoge reclamo de Boldt Peralada y ordena una nueva votación fundamentada del Core del Bío Bío. Cores dan entrevistas a medios regionales diciendo que volverán a votar de la misma manera.

Mayo: Core vuelve a votar a favor de Marina del Sol, entregando como justificación un informe de una subcomisión que habla del peligro de ludopatía y el uso energético de la propuesta de Boldt Peralada para desechar esa propuesta.

Un informe interno de la SCJ afirma que Marina debe ser excluida del proceso por razones jurídicas. El superintendente Renato Hamel encarga un informe al estudio de abogados de Enrique Barros que permite, entre líneas, seguir adelante con el proceso.

Julio: Boldt Peralada interpone dos recursos de protección. El primero ante la Corte de Apelaciones de Concepción por la votación viciada del Core, y la segunda ante la Corte de Apelaciones de Santiago por la boleta vencida.

Agosto: La SCJ evacúa informe técnico final que permite que el Consejo Resolutivo vote por un ganador, pese a los recursos pendientes.

El martes 25 de agosto se reúne el consejo para dirimir las propuestas.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Deportes

Cultura + Ciudad